¿Tiene 18 años de edad o más?

Utilizamos cookies para asegurar que obtenga la mejor experiencia posible en nuestro
sitio web. Su información no será vendida o utilizidada para otros fines. Si es mayor de
18 años y decide visitar nuestro sitio web, usted está de acuerdo con el uso de cookies
como se describió anteriormente.

Para visitar nuestra tienda online hay que confirmar que tiene al menos 18 años de edad. 


Sí, tengo 18 años de edad o más. NO, soy menor de 18 años

Múltiples opciones de pago ✔️ Envío rápido y discreto ✔️ Atención al cliente de lunes a viernes de 10:00 a 16:00 ✔️ Regalos gratis

¡Envío rápido y discreto!

Envío Gratis € 150+*

CÓMO DESHACERSE DE LAS NÁUSEAS DURANTE UN VIAJE PSICODÉLICO

CÓMO DESHACERSE DE LAS NÁUSEAS DURANTE UN VIAJE PSICODÉLICO

Hacer un viaje con sustancias psicodélicas, puede ser muy divertido y valioso. Pero a veces, de repente, te entran náuseas. ¿Cómo puede ocurrir? Y lo que es más importante, ¿cómo prevenirlo? Lee en este artículo qué hacer en caso de náuseas durante un viaje con setas mágicas, trufas mágicas y otros psicodélicos.

¿Por qué aparecen las náuseas durante un viaje psicodélico?

Las náuseas son uno de los efectos secundarios no deseados más comunes de los psicodélicos. Incluso la gente que nunca las sufre en la vida cotidiana puede sentirse mal de repente durante un viaje psicodélico. ¿De dónde vienen?

Las causas de las náuseas son más complejas de lo que parece. Además del aparato digestivo, intervienen los sistemas nerviosos central y autónomo. También intervienen las hormonas y los neurotransmisores. Especialmente la serotonina, la dopamina, la histamina y la acetilcolina. La serotonina y la dopamina son las sustancias responsables de los efectos más positivos de tu viaje. Por lo tanto, estas sustancias felices son las que te dan ese subidón, la euforia y la sensación cálida y conectada.

También con sustancias como la MDMA, por cierto; y al igual que con las setas mágicas y las trufas mágicas, la gente suele tener náuseas. Por otro lado, se trata de sustancias que afectan a la función intestinal y a la rapidez con la que se vacía el estómago. Además, el ritmo cardíaco y la temperatura corporal suelen aumentar ligeramente y la tensión arterial cambia. Así que no es de extrañar que tu cuerpo se altere un poco por todo lo que está pasando internamente.

Causas psicológicas

Además, tener náuseas no es solo un proceso físico, sino que también hay un poco de psicología implicada. A partir del miedo a enfermar, por ejemplo, puedes desencadenar esas náuseas tan temidas. Sin quererlo, te crees enfermo. Pero aparte de eso, por supuesto, los psicodélicos también se componen de ciertos ingredientes. Sustancias que no tomas todos los días y a las que, por tanto, tu cuerpo no está acostumbrado.

Consumo combinado de sustancias

Se sabe que ciertas combinaciones de sustancias provocan náuseas. El alcohol, en particular, no combina bien con otras sustancias. Tomar XTC o fumar marihuana cuando ya se está bastante borracho suele acabar en una mala noche. Son sobre todo las cantidades las que influyen en el efecto. Con otras sustancias, como el GHB y la ketamina, las náuseas también son un efecto secundario muy conocido. Estas dos combinan muy mal con el alcohol, y no solo pueden marearte, sino también causar molestias mucho más graves.

El resultado de una combinación de sustancias es muy personal. Si vas a hacer un viaje con setas mágicas, trufas mágicas, LSD o cualquier otra sustancia psicodélica, simplemente vigílate con cuidado. Sabe qué puedes y qué no puedes tomar en combinación con estas sustancias y en qué cantidad. Lo ideal es centrarse en el viaje e ir a por una sola droga. Si es necesario, organiza un cuidador de viaje para que te vigile.

Cómo prevenir las náuseas durante un viaje psicodélico

Afortunadamente, hay varias formas de prevenir las náuseas durante un viaje psicodélico. Una buena preparación es crucial. Esto es lo que puedes hacer antes de hacer el viaje, para prevenir las náuseas durante tu sesión de psicodélicos como las setas mágicas y las trufas mágicas, para que puedas disfrutarlas sin tener náuseas.

El día del viaje: presta atención a la comida

Viajar con el estómago vacío es una de las cosas más sabias que puedes hacer si quieres evitar las náuseas provocadas por las setas mágicas y otros psicodélicos. Es mejor no comer nada las horas previas al viaje, y el mismo día hay que tener en cuenta una serie de cosas a la hora de comer. En este artículo, te contamos exactamente cómo hacerlo: Hacer un viaje con trufas alucinógenas en ayunas.

Haz té con tus trufas

La forma en que tomas tus setas mágicas, trufas mágicas u otros psicodélicos, puede afectar a las náuseas. En este sentido, hacer té es preferible a ingerir psicodélicos para la mayoría de la gente. Descubre cómo preparar un té de trufas mágicas aquí. Añade jengibre al té de trufas alucinógenas; más adelante en este artículo explicamos por qué el jengibre es tu amigo durante un momento de náuseas.

Puedes tomar o hacer las siguientes cosas si tienes náuseas durante un viaje psicodélico

Si tienes náuseas durante tu viaje, hay varios remedios que puedes tomar:

CBD

El CBD, tal y como se encuentra en el aceite de CBD, reduce las náuseas y las posibilidades de vomitar. 

Jengibre

El jengibre es lo mejor que la naturaleza puede ofrecerte para aliviar las náuseas. Puede funcionar incluso para las personas que sufren náuseas causadas por la quimioterapia, por ejemplo. Pero incluso cuando tus intestinos hacen de las suyas durante un viaje psicodélico, el jengibre puede contrarrestar ese estómago burbujeante y las náuseas. Prepárate un té de jengibre fuerte, hazte un chupito de jengibre o cómete un trozo crudo cuando puedas.

Nariz fresca

Si durante tu viaje psicodélico tienes náuseas en una habitación abarrotada y mal ventilada, la sensación de malestar puede intensificarse. Te estresas: ¿adónde voy si empeora? Cuando sea seguro hacerlo, sal a dar un paseo al aire libre. Te sentirás mucho más ágil después de esta bienvenida distracción. Está demostrado que caminar regula todo tipo de procesos en el organismo. Además, es bueno para desestresarte. Además, es mucho más agradable que tener que correr al baño desde el sofá o la pista de baile.

Respirar bien

Muchas personas que no se sienten bien empiezan a respirar "peor": más rápido y más superficialmente. Y esto hace que se sientan peor y más estresadas. Concéntrate en tu respiración y asegúrate de calmarte. Los ejercicios de respiración pueden ayudarte.