¿Tiene 18 años de edad o más?

Utilizamos cookies para asegurar que obtenga la mejor experiencia posible en nuestro
sitio web. Su información no será vendida o utilizidada para otros fines. Si es mayor de
18 años y decide visitar nuestro sitio web, usted está de acuerdo con el uso de cookies
como se describió anteriormente.

Para visitar nuestra tienda online hay que confirmar que tiene al menos 18 años de edad. 


Sí, tengo 18 años de edad o más. NO, soy menor de 18 años

Múltiples opciones de pago ✔️ Envío rápido y discreto ✔️ Soporte de chat de lunes a viernes de 10:00 a 16:00 ✔️ Regalos gratis


Soporte de Chat de Lunes a Viernes de 10:00 a 16:00

CÓMO PREPARAR CACTUS DE SAN PEDRO

CÓMO PREPARAR CACTUS DE SAN PEDRO

El San Pedro (Echinopsis pachanoi) es un hermoso cactus originario de América del Sur con una tradición de más de 3000 años de uso religioso y medicinal. El cactus San Pedro es conocido por ser un potente alucinógeno. El principio activo de este cactus que altera la mente y purifica el cuerpo es la Mescalina. Se puede decir que los efectos de la Mescalina son intensos. Por lo tanto, el cactus San Pedro se suele consumir en ceremonias, bajo la guía de un chamán o cuidador de viaje. ¿Has hecho tu investigación sobre los efectos psicoactivos del cactus San Pedro y has preparado el escenario (setting)? Entonces, solo la correcta preparación del cactus se interpondrá entre ti y tu viaje espiritual. En este artículo nos gustaría explicar cómo preparar correctamente un cactus San Pedro antes de consumirlo.

Forma de consumir

Hay varias formas de consumir el cactus San Pedro. Por ejemplo, puedes dejar que el cactus se seque y molerlo hasta convertirlo en polvo e incluso hay historias de usuarios que comen el cactus crudo. Sin embargo, preparar el San Pedro en bebida es la forma de consumo más utilizada y más agradable. Es mucho más trabajo, pero definitivamente merece la pena. Bebiendo el San Pedro se minimizan los efectos secundarios negativos como las náuseas y los calambres en el abdomen.



La parte verde

Cuando cortas un cactus San Pedro por la mitad, aparece una figura en forma de estrella con el interior blanco y los bordes verdes. Los principios activos se encuentran justo debajo de la capa exterior, en la parte verde. La parte blanca contiene muy poco principio psicoactivo y es responsable de las náuseas y los calambres abdominales.

Plan Paso a Paso para preparar el San Pedro

Puedes comprar el San Pedro como cactus en maceta o un esqueje de San Pedro. En el plan paso a paso a continuación, asumimos un esqueje que es al menos tan largo como tu antebrazo (desde el puño cerrado hasta el codo). En principio esta dosificación es buena para una sola persona, pero siempre deja que un usuario experimentado o un chamán te aconseje sobre la cantidad adecuada a ingerir, debido a los intensos efectos del cactus San Pedro. Realizar los pasos a continuación lleva tiempo. Reserva al menos un día para esto y piensa en ello como una preparación mental para el viaje espiritual que estás a punto de hacer.

Requisitos:

  • Cuchillo pequeño
  • Cacerola grande
  • Tamiz/colador
  • Agua
  • Tabla de cortar

Trabaja de forma higiénica, ponte guantes estériles y sigue cuidadosamente el siguiente plan paso a paso: 

Paso 1: Retirar las espinas

Quita las espinas del cactus con un cuchillo pequeño. Necesitas un poco de paciencia para esta tarea, porque hay muchas espinas y no querrás olvidarte ninguna. Intenta de trabajar con cuidado.

Paso 2: Pela la capa exterior de la piel

La capa exterior de la piel es una capa fina y transparente que, por lo general, se puede pelar fácilmente. Haz un pequeño corte con un cuchillo y despega cuidadosamente la capa de arriba hacia abajo.

Paso 3: Separar el tejido verde del tejido blanco

Ahora que se ha eliminado la capa exterior de la piel, queda la parte de color verde brillante y húmeda. ¡Esta es la parte más importante del cactus, ya que esta parte contiene la mayor parte de la sustancia psicoactiva! Esta parte del cactus solo tiene unos pocos milímetros de profundidad. Corta esta fina capa de color verde brillante, separándola de esta manera de la parte blanca. La parte blanca contiene muy poco principio psicoactivo y suele provocar náuseas. 

Paso 4: Cocinar

Toma una cacerola grande y vierte 3 litros de agua en ella. Deja hervir el agua a fuego medio durante tres o cuatro horas junto con el material verde recolectado del cactus San Pedro. Espera hasta que la mayor parte del líquido se haya evaporado y te queden unos 250 ml de contenido. Esta es ahora una sustancia más espesa.  

Paso 5: Colar la sustancia

Retira todo del fuego y pasa la sustancia por un colador. Los trozos de cactus ahora están separados del líquido. Recoge el líquido y vuelve a poner los trozos de cactus en la cacerola.

Paso 6: Hervir de nuevo

Hierve los trozos del cactus por segunda vez. Esta vez añade 2 litros de agua. Después de unas dos horas de cocción a fuego medio, volverá a formarse una sustancia espesa. Vuelve a pasar esta sustancia por el colador y recoge el líquido. 

Paso 7: Mezclar

Finalmente, mezcla el líquido de la primera y segunda cocción. Ahora deberías tener un total de entre 300 y 400 ml de líquido.  




Consumir San pedro y sus efectos 

¡Tu té de San Pedro está listo y tu viaje espiritual por fin puede comenzar! El ingrediente psicoactivo de este cactus mágico es la Mescalina. La Mescalina tiene la capacidad para inducir visiones y alucinaciones en todos los sentidos. Puede poner patas arriba toda tu percepción del mundo. Los usuarios indican que el ego juega un papel importante durante este viaje purificador. Se te presentará un espejo verdadero y puro en el que puedes reconocerte o no. Fascinante, inspirador, pero también confrontador. El tiempo parece detenerse durante el viaje, por lo que sientes que puedes estar en la misma visión por una eternidad. Durante un viaje psicodélico y espiritual con la Mescalina podrás experimentar visiones con los ojos abiertos y cerrados, un cambio profundo en la cognición, la percepción y la consciencia, cambios en la percepción del tiempo y el espacio, y tener experiencias psicológicas significativas y espirituales. 

Debido a la intensidad de los efectos, es muy recomendable, si no es obligatorio, de tener un ´trip sitter´ a tu lado a la hora de consumir el té de San Pedro. Algunas personas no soportan los efectos visuales o el cambio en la percepción de la realidad, provocándoles miedos. Un trip sitter o cuidador de viaje es una persona sobria que conoces bien y en la que confías ciegamente que pueda encauzar estas situaciones y actuar como soporte emocional, si fuese necesario. Por lo tanto, beber té de San Pedro no es en absoluto adecuado para una agradable velada con amigos. Adémas, recomendamos que tomes el té en un entorno tranquilo y familiar.